Si bien muchas personas suponen que su empleador paga por la indemnización  laboral directamente, en realidad es una compañía de seguros la que paga los beneficios a los empleados lesionados en el trabajo. Y, como cualquier otro tipo de compañía de seguros, ya sea que se trate de reparaciones en el hogar o daños a automóviles, la aseguradora querrá limitar cuánto paga en indemnización.

 Por eso es fundamental que usted haga que su reclamación de indemnización  laboral sea lo más hermética posible. Su salud y bienestar financiero están en juego. Si usted ha resultado lesionado en el trabajo, querrá tener en cuenta estos cinco puntos.

  1. Reporte su lesión. Su caso gira alrededor de su lesión y de los hechos que la rodean. Las compañías de seguros a veces intentan argumentar que el accidente nunca ocurrió, o afirman que usted resultó lesionado fuera del trabajo. Si usted no informa su lesión inmediatamente, hace mucho más fácil para ellos poner en duda su versión. Si usted informa su lesión en persona a su gerente o a su supervisor, haga un seguimiento por correo electrónico, solo para que tenga fechada por escrito su versión de los hechos.
  2. Consiga atención médica inmediata. Las compañías de seguros también necesitarán documentación de sus lesiones. Cuando usted recibe tratamiento inmediatamente después de su lesión, disminuye la probabilidad de que argumenten que se lesionó fuera del trabajo. Usted también quiere  poder decirle a la compañía de seguros que ha cumplido con sus citas y que sigue los consejos del proveedor.
  3. Sea breve. Los ajustadores de seguros a veces intentan formar lagunas en su historia, o usan comentarios imprevistos en su contra. Para limitar esto, usted querrá apegarse a los hechos, dejando de lado las emociones, las opiniones y los adornos. Documente cualquier comunicación que tenga con la compañía de seguros, anotando el nombre del ajustador, junto con la fecha, la hora y el motivo de la conversación. Y si intentan ofrecer un acuerdo, primero hable con un abogado de indemnización laboral de Atlanta.
  4. Tenga cuidado con la vigilancia. Muchos casos de indemnización  laboral se resuelven una vez que los hechos del asunto han salido a la luz. Pero si la compañía de seguros cuestiona su historia, puede que le hagan más preguntas incómodas. Las compañías de seguros a veces trabajan con investigadores privados para vigilarlo en casa o en la ciudad, buscando pruebas de que sus lesiones no son tan limitantes como las que reporta. Si cree que está bajo vigilancia, usted querrá hablar con un abogado que haya manejado casos exitosos de indemnización laboral.
  5. Prepárese para un examen médico independiente. Si la compañía de seguros cuestiona el alcance de sus lesiones, puede que quieran que se someta a un examen médico independiente. Aunque se le exigirá que cumpla con ese requisito, primero querrá saber de qué se trata tal examen. El proveedor puede hacerle preguntas desafiantes sobre su historial médico. Revise sus registros médicos anteriores y hable primero con un abogado de indemnización laboral.
Call Now Button