Un compañero abogado me preguntó recientemente si su cliente, un empleado fallecido que fue golpeado por un rayo mientras trabajaba en el aeropuerto Hartsfield de Atlanta, tendría derecho a beneficios por muerte en virtud de la Ley de Indemnización Laboral de Georgia. La respuesta es sí.

Los tribunales de Georgia han adoptado la doctrina del riesgo posicional. Según esta doctrina, solo es necesario que el empleado demuestre que el trabajo del empleado lo puso dentro del rango de peligro al requerir la presencia del empleado en el lugar donde golpeó el peligro, a pesar de que cualquier otra persona presente también hubiera resultado lesionada.

Esta doctrina se ha extendido a tormentas de viento y tornados. En National Fire Ins. Co. v. Edwards, 152 Ga. App. 566 (1979), el empleado resultó herido cuando un tornado o tormenta de viento golpeó el edificio donde estaba trabajando. El Tribunal otorgó beneficios señalando que “para que la lesión sea indemnizable, solo es necesario que el reclamante demuestre que su trabajo lo puso al alcance del peligro al requerir su presencia en el lugar cuando ocurrió el peligro, a pesar de que cualquier otra persona presente también hubiera resultado lesionada, independientemente de su empleo”.

Por lo tanto, la fuerza mayor está cubierta por la Ley de Indemnización Laboral de Georgia bajo la doctrina de riesgo posicional.

Call Now Button