Aproximadamente el 20% de la población fuma. A pesar de que todos saben que fumar es malo para su salud, dejar de fumar es DIFÍCIL. ¿Pero sabía usted que fumar puede afectar el proceso de curación? Es verdad. Fumar puede retrasar el proceso de curación, aumentar el riesgo de problemas de heridas e infecciones, y la investigación incluso ha demostrado que los fumadores tienden a tener un mayor dolor que los no fumadores.

¿Cómo afecta el fumar al proceso de curación? Piense en ello como un accidente en una carretera principal donde se ve obligado a incorporarse todo el tráfico de 4 carriles a 2. Eso es lo que fumar hace lo mismo a su cuerpo debido a la falta de oxígeno. La falta de oxígeno hace que los vasos sanguíneos se estrechen y la sangre se vuelva más gruesa, lo que hace que sea más difícil llevar el oxígeno al área del cuerpo que lo necesita para la curación.

Se ha demostrado que dejar de fumar antes de la cirugía puede reducir el riesgo de complicaciones y disminuir las posibilidades de tener problemas después de la cirugía.

Dados los efectos de fumar en el proceso de curación, hemos visto un aumento en los médicos que se niegan a realizar cirugías en pacientes de indemnización laboral que fuman. A menudo, el médico de indemnización laboral prescribirá un programa para dejar de fumar. La mayoría de las veces, la aseguradora negará dicho tratamiento y se necesita intervención legal.

Si usted o un ser querido se enfrentan a una cirugía en su reclamación de Indemnización Laboral, comuníquese con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera para asegurarse de obtener el tratamiento médico y los beneficios a los que tiene derecho. Llámenos hoy para obtener una consulta gratuita.

Call Now Button