El término lesión por esfuerzo repetitivo (RSI, por sus siglas en inglés) se usa para describir el dolor en los músculos, nervios o tendones debido a movimientos o posturas repetitivas. Esto ocurre cuando alguien realiza la misma actividad durante un período continuo; por ejemplo, usar un teclado o escanear comestibles que afectan las manos, muñecas, codos, dedos y antebrazos.

Pero, la RSI puede afectar a cualquiera que realice movimientos repetitivos y no necesariamente limitado al trabajo de oficina. Otros trabajos de alto riesgo para lesiones por esfuerzo repetitivo incluyen:

  • enfermeras y auxiliares de salud
  • conserjes y encargados de la limpieza
  • Conductores de autobuses
  • trabajadores agrícolas y procesadores de carne
  • trabajadores de la construcción

La parte del cuerpo afectada con una RSI puede involucrar muchos síntomas diferentes, tales como:

  • hormigueo
  • entumecimiento
  • pérdida de fuerza
  • dolor, desde sensibilidad y dolores sordos hasta dolores punzantes o agudos y
  • alcance limitado de movimiento o flexibilidad

Si cree que sus síntomas están relacionados con su trabajo, debe notificarlo inmediatamente a su empleador e informarlo como una lesión laboral. Póngase en contacto con las oficinas legales de Laura Lanzisera para obtener ayuda.

Call Now Button