Una de las ventajas del sistema de indemnización laboral es su premisa de no culpabilidad. Esto significa que los trabajadores lesionados no tienen que dedicar un tiempo valioso a demostrar que su empleador fue de alguna manera culpable después de una lesión en el lugar de trabajo. Una indemnización más accesible permite a los trabajadores lesionados cubrir rápidamente el tratamiento médico, pagar las facturas y recuperarse hasta que puedan volver al trabajo. 

La contrapartida, por supuesto, es que los trabajadores no pueden acceder a otras vías de indemnización, incluidas las demandas por lesiones personales. Esto limita la cuantía de la indemnización que puede recibir un trabajador y elimina la posibilidad de indemnización por el dolor y el sufrimiento ocasionados.  

Sin embargo, hay excepciones, y si usted se lesiona en el trabajo en Georgia, es importante entender sus opciones.   

¿Cuándo puede un trabajador lesionado interponer una demanda?

Bajo la ley de Georgia, los trabajadores lesionados sólo tienen derecho a la indemnización laboral, incluso cuando su empleador tuvo la culpa o sabía que las condiciones de trabajo eran peligrosas.

Pero aunque alguien herido en el trabajo no puede demandar a un empleador o compañero de trabajo, él o ella puede a veces promover un reclamo de terceros, mientras que al mismo tiempo promueva la indemnización laboral.  

Algunos ejemplos podrían incluir las siguientes situaciones:

  • Un trabajador está entregando un pedido de un cliente y un conductor distraído lo choca. Debido a que el empleado estaba conduciendo en sus funciones de trabajo, el mismo tiene un reclamo de indemnización laboral. Pero también puede presentar una demanda por daños personales contra el conductor culpable. 
  • Un empleado se resbala en el suelo recién fregado y sin señalización de advertencia al entrar en el vestíbulo de su edificio de oficinas. Tendrá una reclamación de indemnización por accidente de trabajo, pero también una posible demanda a terceros contra el administrador de la propiedad o la empresa de limpieza que contratan. 
  • Una trabajadora de la construcción resulta herida cuando se derrumba el andamio en el que está trabajando. Además de su reclamación de indemnización laboral, puede tener un caso de lesiones personales contra el subcontratista que instaló el andamio. Las demandas a terceros son comunes en la construcción donde hay muchos empleadores que operan en un sitio de trabajo. 

Cuando se promueve una demanda a terceros, es importante trabajar con un abogado de indemnización laboral de Atlanta con experiencia, uno que entiende cómo proteger su acuerdo de lesiones personales de la subrogación. Pero para los empleados que se lesionaron en el trabajo, las demandas a terceros ofrecen un camino hacia la compensación no sólo de los salarios y las facturas médicas, sino también el dolor y el sufrimiento y la desfiguración. 

Póngase en contacto hoy mismo con un abogado especializado en indemnización laboral

Si usted está promoviendo una demanda a terceros, recuerde que usted todavía tiene en juego un caso de indemnización laboral. La indemnización laboral en Georgia es compleja y desafiante para los abogados que no tienen experiencia con este tipo de casos. En las Oficinas Legales de Laura Lanzisera, nos dedicamos a los casos de indemnización laboral y entendemos las complejidades de promover dos tipos de casos a la vez. Póngase en contacto con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera hoy para una consulta gratuita, o llámenos al 404-991-5097.

Call Now Button