Qué hacer si se lesiona en el trabajo

Sufrir una lesión en el trabajo puede infligir el doble de dolor si le hace perder tiempo en el trabajo y, por tanto, su sueldo. Por eso la ley de Georgia protege a los trabajadores que se lesionan en el trabajo y les garantiza las prestaciones de remuneración. Pero demostrar que su lesión ocurrió en el trabajo puede ser más difícil de lo que piensa. Es claro y obvio para usted, porque es quien lo sufrió. Pero su empleador podría necesitar más pruebas. 

Siendo que luchamos por los derechos de los trabajadores todos los días, sabemos qué pruebas conseguir para asegurar que nuestros clientes obtengan los beneficios que merecen. Si alguna vez se lesiona en el trabajo, es importante que sepa qué hacer para garantizar su seguridad a largo plazo. 

  • Usted debe llamar inmediatamente a otros empleados para pedir ayuda. No sólo pueden ofrecer ayuda si es necesario, sino que también pueden servir de testigos más adelante. También existe la posibilidad de que no pueda llamar al 911, y en caso de lesión laboral, es mejor prevenir que curar.  Aunque no necesite atención médica de urgencia, es mejor que le examine un médico lo antes posible.
  • A menos que tenga que ir al hospital, empiece a conseguir pruebas en el lugar del accidente. Utilice la cámara de su teléfono para documentar sus lesiones, el lugar de los hechos y cualquier accesorio que haya estado involucrado en el accidente. Si alguien fue testigo de la lesión o se presentó justo después, pídale que complete una declaración de testigo. Si un compañero de trabajo estaba presente cuando se lesionó y puede testificar que usted estaba trabajando en ese momento, puede ayudar a fundamentar tu reclamación.
  • Presente un Informe formal del accidente a su empresa tan pronto como pueda. Cuanto más tiempo pase entre la lesión y el informe, más se debilitará la reclamación. Su empleador podría intentar argumentar que, de haber ocurrido en el trabajo, se lo habría comunicado antes.
  • Debe acudir a un médico y obtener su testimonio médico profesional. En primer lugar, acuda a un médico porque no puede saber exactamente lo que le pasa a menos que un profesional le diagnostique. En segundo lugar, su opinión puede marcar la diferencia a la hora de demostrar que su lesión es tan grave como afirma. Su testimonio es crucial para demostrar que una dolencia no es una lesión repentina, sino una que se ha ido acumulando con el tiempo en el trabajo, en lugar de lesiones repentinas.

Póngase en contacto con un abogado especializado en indemnizaciones laborales

Trabajar con abogados expertos en indemnización laboral puede ayudar a aliviar parte del estrés que conlleva una lesión relacionada con el trabajo. Póngase en contacto con nosotros en el 404-991-5097 o en línea  para una consulta gratuita.

Call Now Button