Si se lesiona en el trabajo, debe informar de inmediato su lesión a su supervisor o gerencia y completar un informe. Aunque por ley tiene 30 días para reportar su lesión a su empleador, es mejor informarlo lo antes posible. Si su empleador no completa un informe escrito para su archivo, asegúrese de hacer uno para su propio archivo que documente con quién habló y la fecha en que habló con ellos. Si hay testigos de su lesión, asegúrese de obtener su información de contacto y una declaración si es posible. Informar su lesión a un compañero de trabajo no es suficiente, debe informarlo a un supervisor.

Después de informar su lesión, averigüe si su empleador tiene un “panel de médicos”. Un panel de médicos es una lista de seis médicos de la compañía a quienes se les permite ver por su lesión y deben publicarse en el lugar de trabajo. El panel debe enumerar al menos a seis médicos o proveedores médicos. Debe incluir al menos un cirujano ortopédico y no más de dos médicos de “clínicas ocupacionales”. Si no ve la lista de médicos publicada en el lugar de trabajo, pregúntele a su empleador. Si no tienen un panel de médicos o el panel no es válido (no cumple con los requisitos), puede ir al médico que usted elija. Le recomendamos encarecidamente que se ponga en contacto con un abogado experimentado en indemnización laboral para revisar el panel y ayudarlo a seleccionar su médico.

Después de determinar si su empleador tiene un panel de médicos, haga una cita con un médico lo antes posible, pero primero consulte con un abogado para elegir el mejor médico. Una vez que haya sido atendido por un médico, asegúrese de seguir las instrucciones de su médico. Es muy importante cumplir con todas las citas de seguimiento y seguir las restricciones laborales proporcionadas por su médico.

También debe asegurarse de mantener informado a su empleador si no tiene un abogado que lo represente. Si tiene restricciones laborales de su médico, asegúrese de obtenerlas por escrito y entregar una copia a su empleador.

Si no ha contratado a un abogado, asegúrese de que su empleador haya notificado a la compañía de seguros de su lesión. A menudo, el nombre de la compañía de seguros figura en el panel de médicos. De lo contrario, solicite a su empleador el nombre y el número de teléfono de la compañía de seguros y la persona que maneja su reclamación. Esta persona se llama ajustador y usted puede hablar con él/ella directamente. Usted debe asegurarse de que el ajustador esté al tanto de la lesión, el lugar donde lo trató y cuáles son sus restricciones laborales, si las hubiera. Una vez que obtenga un abogado, él o ella también pueden gestionar esto por usted.

Si no puede obtener la información de la compañía de seguros de su empleador, puede llamar a la Junta de Indemnización Laboral del Estado de Georgia al (404) 656-3692 y hablar con el Departamento de Cobertura. Pueden darle el nombre y el número de teléfono de la compañía de seguros de su empleador y usted puede notificarles sobre su lesión.

Es una buena idea mantener un registro propio. Pida una copia del informe hecho por su supervisor, guarde una copia de todos los registros médicos y haga un seguimiento de con quién habló sobre su lesión.

Debe tener en cuenta que solamente hablar con el empleador y la compañía de seguros no constituye presentar una reclamación ante el Estado. Para proteger sus derechos, debe presentar su reclamación ante la Junta de Indemnización Laboral del Estado de Georgia dentro de un lapso de un año contado a partir de la fecha de su accidente.

Si no está seguro de si necesita presentar una reclamación, comuníquese con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera para una consulta gratuita.

Call Now Button