La Administración de Seguridad y Salud Ocupacional, u OSHA, es probablemente mejor conocida como la división del Departamento de Trabajo de los EE. UU. que controla los sitios de trabajo. Informa a los trabajadores de sus derechos bajo la Ley de Seguridad y Salud Ocupacional y ayuda a garantizar que esos derechos se cumplan. Desde la perspectiva de indemnización laboral, OSHA ayuda a mantener a los empleados seguros al ayudar a mantener seguros los lugares de trabajo.

Sin embargo, menos conocido es el Programa de Protección de Denunciantes de OSHA, que protege a los empleados en muchas áreas de represalias injustas del empleador.

¿Qué son las represalias?

De acuerdo con la ley federal los trabajadores tienen derecho a un lugar de trabajo seguro. Esto significa que los trabajadores tienen derecho a estar bien capacitados, por ejemplo, o usar maquinaria segura y tener el equipo de seguridad necesario. Cuando un lugar de trabajo no es seguro, un empleado tiene derecho a plantear inquietudes con su gerente sin preocuparse por represalias.

Idealmente, cuando un trabajador es testigo de una situación insegura, puede discutir el asunto con la gerencia y ver que el problema se solucione rápidamente. Desafortunadamente, a veces los empleadores no valoran las condiciones más seguras que a menudo provienen de tener un lugar de trabajo donde todos puedan hablar sin temor. En estos casos, los trabajadores pueden experimentar represalias por sacar a la luz posibles problemas de seguridad.

Las represalias pueden adoptar varias formas, que incluyen:

  • Despido
  • Denegación de horas extra o promociones
  • Reducción de pago u horas
  • Disciplina
  • Intimidación o acoso
  • Reasignación a un área menos deseable
  • Listas negras

Los trabajadores que han sido despedidos o que han sido objeto de represalias por ejercer sus derechos pueden presentar una queja de denunciante dentro de los 30 días después de la represalia (según la mayoría de los estatutos). OSHA procede a investigar la reclamación.

Para los empleados que tienen inquietudes de seguridad pero que ya sospechan que llevarlos a la atención de su empleador conduciría a represalias, OSHA también permite la presentación de informes confidenciales. Los empleados simplemente informan una situación insegura y solicitan que OSHA inspeccione el lugar de trabajo.

El valor de los programas contra represalias

En un buen lugar de trabajo, los empleadores y los empleados trabajan juntos para minimizar lesiones y accidentes. Los empleadores inteligentes entienden que esto significa escuchar las preocupaciones de seguridad de todos, desde el empleado de más bajo nivel para arriba. Después de todo, es posible que la administración no tenga la experiencia directa y cotidiana necesaria para detectar un problema desde el principio. Pero crear este tipo de entorno abierto a menudo requiere crear y mantener un programa sólido contra las represalias. Según OSHA, esto incluye tener los siguientes elementos en su sitio:

  • Compromiso de administración
  • Sistema de respuesta a inquietudes de cumplimiento
  • Sistema de respuesta contra represalias
  • Capacitación contra represalias
  • Supervisión del programa

Vale la pena señalar que OSHA también busca la discriminación de los empleados que han reportado una lesión o enfermedad, específicamente tácticas destinadas a desalentar a los empleados de informar.

Abogada de Indemnización Laboral de Georgia

Si ha resultado lesionado en el trabajo, necesita un abogado de indemnización laboral de Atlanta. Las Oficinas Legales de Laura Lanzisera pueden explicarle el sistema de indemnización laboral de Georgia y los beneficios disponibles para su discapacidad. Podemos ayudarlo a valorar su reclamación y negociar con la compañía de seguros. Póngase en contacto con nuestra oficina hoy para una consulta gratuita.

Call Now Button