El dolor y el sufrimiento, a menudo un punto álgido en los casos de lesiones personales de alto perfil, es una forma de indemnización reconocible para la mayoría de la gente. Se suele dividir en dos categorías: la indemnización por el dolor físico de una lesión y la indemnización por el dolor mental y el trauma emocional de un accidente.

Pero determinar cómo se deben compensar el dolor y el sufrimiento de alguien es un proceso complejo y largo. No se trata de pagar las facturas pendientes o restaurar los daños. Se trata de intentar indemnizar por algo intangible.

Sin embargo, el sistema de indemnización laboral está diseñado para actuar con rapidez. Está establecido como un sistema sin culpa, lo que significa que uno puede recibir una indemnización por accidente de trabajo incluso si la lesión fue culpa suya. Como contrapartida, hay límites en el monto que los trabajadores lesionados pueden recuperar fuera de los gastos médicos y los salarios perdidos.

¿Por qué el dolor y el sufrimiento no forman parte del sistema de indemnización laboral?

La indemnización laboral fue diseñada para ayudar a los trabajadores lesionados a obtener la atención y el apoyo que necesitan después de un accidente de trabajo. A diferencia de los casos de lesiones personales, que pueden tomar meses o incluso más tiempo, los casos de indemnización laboral están destinados a proporcionar un alivio rápido al tomar el concepto de la culpa fuera de la ecuación.

Desafortunadamente para los trabajadores lesionados, esto significa que no hay ninguna disposición para recibir indemnización por el dolor y el sufrimiento, al menos en el sentido tradicional. Sin embargo, es posible que los trabajadores lesionados pueden tener otras opciones, por lo que es acertado el buscar siempre la opinión de un abogado de indemnización laboral de Atlanta. 

Opciones de indemnización para las lesiones en el lugar de trabajo

Si hay un problema de salud mental que puede ser directamente vinculado a la lesión en el lugar de trabajo, puede ser posible recibir la indemnización laboral para cubrir el tratamiento asociado con el mismo. Por ejemplo, si una persona se lesiona con un montacargas en el trabajo y desarrolla una ansiedad severa durante la recuperación de sus lesiones en la espalda, es posible que pueda recibir beneficios que cubran su terapia y medicamentos. 

Las reclamaciones de indemnización laboral  también pueden ir a veces de la mano de los casos de lesiones personales si hay un tercero involucrado. Por ejemplo, una empleada que se ha lesionado mientras conducía por motivos de trabajo puede presentar una reclamación de indemnización por accidente de trabajo ante su empleador. Sin embargo,  también puede presentar una demanda por daños personales contra el conductor culpable, que incluya una indemnización por daños y perjuicios. O un trabajador que se resbala en el hielo de su complejo de oficinas puede presentar una reclamación de indemnización por accidente de trabajo ante el empleador y una demanda por daños personales contra la empresa de gestión de la propiedad por no mantener las calzadas peatonales seguras. 

Debido a que los trabajadores lesionados a veces tienen múltiples vías de recuperación, es importante documentar su situación, buscar atención médica y hablar con un equipo de abogados de indemnización laboral en Atlanta. 

Abogado de indemnización laboral de Georgia

Si usted ha sido lesionado en el trabajo, necesita un abogado de indemnización laboral que pueda abogar por usted y obtener la indemnización que merece. Póngase en contacto hoy mismo con las oficinas legales de Laura Lanzisera para una consulta gratuita, o llámenos al 404-991-5097.

Call Now Button