Las alturas peligrosas, los materiales de construcción pesados y la maquinaria de gran tamaño ponen a los trabajadores de la construcción en riesgo de sufrir lesiones graves, especialmente lesiones cerebrales traumáticas o LCT (conocida como TBI por sus siglas en inglés). Según Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, el sector de la construcción registra más lesiones cerebrales mortales y no mortales que cualquier otro sector, y una cuarta parte de las muertes relacionadas con la construcción son consecuencia de lesiones cerebrales.

Pero, ¿quiénes son los que corren más riesgo en el sector y qué pueden hacer las empresas de construcción para ayudar a prevenir estas devastadoras lesiones?

¿Qué es una LCT?

Una LCT suele producirse tras un golpe en la cabeza, como cuando un trabajador se cae de un tejado o es golpeado por la caída de materiales de construcción. Esto se considera una lesión cerebral cerrada: No hay rotura del cráneo, pero el movimiento repentino del cerebro hacia delante o hacia atrás dentro del cráneo provoca hematomas y desgarros. En cambio, una lesión cerebral penetrante se produce cuando un objeto penetra en el cráneo.

Las LCT pueden causar una serie de problemas, como cambios emocionales, problemas intelectuales y problemas de comunicación. Las LCT más graves pueden provocar la muerte o una alteración permanente de la conciencia.

¿Cuáles son los síntomas de una LCT?

Cualquier traumatismo craneoencefálico es grave y requiere atención de urgencia inmediata. Sin embargo, los síntomas de una LCT leve pueden ser diferentes a los de una lesión cerebral más grave. Según la Clínica Mayo, esto es lo que hay que tener en cuenta después de un traumatismo craneoencefálico leve:

  •       Dolor de cabeza
  •       Náuseas
  •       Problemas del habla
  •       Somnolencia
  •       Mareos
  •       Cambios en la visión, la audición, el gusto, el olfato o la sensibilidad a la luz
  •       Pérdida de conciencia o estado de confusión
  •       Problemas de memoria
  •       Depresión o ansiedad
  •       Cambios en los hábitos de sueño

Las LCT graves suelen dar lugar a síntomas imposibles de ignorar, como la pérdida prolongada de conciencia, los dolores de cabeza intensos, las náuseas persistentes, la dificultad para hablar y las convulsiones. Después de cualquier LTC, la atención médica rápida es crucial para producir el mejor resultado del tratamiento. 

¿Cómo se ayuda a una persona con una LCT?

Después de llamar al 911 y asegurarse de que la persona reciba atención médica inmediata, es importante también compartir cualquier detalle sobre el accidente con los proveedores de atención médica. Es posible que la persona lesionada no esté en condiciones de hablar sobre el accidente, pero puede ayudar a los proveedores de atención médica a saber cómo se lesionó la persona, si perdió el conocimiento y cuánto tiempo estuvo inconsciente.

¿Quiénes corren más riesgo de sufrir una LCT?

Según un informe del  American Journal of Industrial Medicine  (compartido por los  CDC), algunos trabajadores de la construcción corren más riesgo que otros de sufrir una LCT mortal.

  •       Los trabajadores nacidos en el extranjero corren más riesgo que los nacidos en los Estados Unidos.
  •       Los trabajadores varones tienen siete veces más probabilidades de morir que las mujeres.
  •       Los trabajadores de una empresa pequeña (menos de 20 empleados) tienen más del doble de probabilidades de morir que los que trabajan para una empresa con más de 100 empleados.
  •       Los trabajadores mayores de 65 años tienen casi cuatro veces más probabilidades de morir que sus compañeros más jóvenes.

¿Cómo se puede evitar una LCT?

Dado que muchas de las LCT relacionadas con la construcción se producen a causa de caídas, cualquier lugar de trabajo seguro debe dar prioridad a la prevención de caídas. La prevención comienza con la planificación: incluso durante el proceso de licitación, se debe tener en cuenta el equipo necesario para la prevención de caídas. Los trabajadores necesitan escaleras, andamios y equipos adecuados (incluyendo un sistema personal de detención de caídas) para realizar su trabajo, especialmente si el trabajo se lleva a cabo a más de 6 pies del suelo.

Abogados de indemnización laboral de Georgia

Si usted ha sufrido una LCT, necesita un abogado de indemnización laboral de Atlanta. Entendemos lo complejo que pueden ser estas lesiones. Póngase en contacto con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera hoy para una consulta gratuita, o llámenos al 404-991-5097.

Call Now Button