Según la Ley de Indemnización Laboral de Georgia, los beneficios y convenios conciliatorios de Indemnización Laboral generalmente no están sujetos a las reclamaciones de los acreedores.

Quizás la más importante entre las excepciones a esta regla es la manutención de los hijos. El Tribunal de Apelaciones ha sostenido que los cheques de indemnización semanal de un empleado y la parte del convenio conciliatorio están sujetos a embargo por las obligaciones de manutención de los hijos de ese empleado.

La Oficina de Cumplimiento de Manutención de los Hijos a menudo presentará un derecho de retención ante la Junta Estatal de Indemnización Laboral. Este derecho de retención deberá abordarse antes de cualquier acuerdo conciliatorio. Muy a menudo, la división de manutención infantil aceptará una parte del derecho de retención para permitir que se resuelva la reclamación; sin embargo, el resto del derecho de retención de manutención infantil, si corresponde, permanece después de que se resuelva la reclamación de Indemnización Laboral.

Del mismo modo, los cheques y el convenio conciliatorio de Indemnización Laboral de un empleado pueden estar sujetos a embargos por cobro en la división de bienes matrimoniales derivados de un divorcio.

Call Now Button