Cuando un empleado se lesiona en el trabajo por un accidente, a menudo es bastante claro lo que pasó. Algo como un resbalón y caída o una lesión por golpe con un  objeto puede ser fechado y documentado con precisión. Incluso puede ser presenciado por los compañeros de trabajo. Aunque las compañías de seguros pueden impugnar este tipo de reclamaciones de indemnización por accidente laboral, es más probable que los problemas se centren en trámites documentales, las cuestionamientos sobre el diagnóstico y las posibles condiciones preexistentes.

Las enfermedades ocupacionales, sin embargo, casi siempre dan lugar a reclamaciones complejas de indemnización por accidente de trabajo. Esto se debe a que, para tener derecho a la cobertura de la indemnización laboral, debe haber un vínculo claro en el lugar del trabajo entre la enfermedad y las condiciones del trabajo.

¿Qué se conisdera una enfermedad ocupacional según la ley de Georgia?

Según las leyes de Georgia , una enfermedad ocupacional es una enfermedad originada por el oficio, el empleo o la ocupación de una persona. El trabajador debe demostrar a la junta estatal de Indemnización laboral que: 

  •     Hay una conexión causal directa entre las condiciones de trabajo y la enfermedad
  •     La enfermedad fue un resultado natural del riesgo (exposición) ocupacional
  •     La enfermedad no está relacionada con una exposición fuera del trabajo
  •     La enfermedad no es una enfermedad común de la vida
  •     La enfermedad es una consecuencia natural de un riesgo asociado al trabajo

¿Cuáles son las enfermedades ocupacionales más comunes?

Las enfermedades ocupacionales pueden tener una alta carga probatoria, pero muchas son ampliamente reconocidas como riesgos laborales. Por ejemplo, los CDC estiman que casi el 30 por ciento de las enfermedades pulmonares obstructivas crónicas (EPOC) y el asma en adultos pueden atribuirse a la exposición ocupacional.

La Oficina de Estadísticas Laborales  desglosa las enfermedades en categorías, como la intoxicación o los trastornos respiratorios. Las enfermedades más comunes son:

  • Enfermedades de la piel, como el eczema y la dermatitis de contacto
  • Problemas respiratorios, como el asma ocupacional, la EPOC, la asbestosis y otras enfermedades derivadas por respirar productos químicos, polvo y gases
  • Envenenamiento por ingestión o absorción de sustancias tóxicas, como plomo, arsénico, benceno, disolventes, insecticidas o formaldehído
  • Pérdida de audición
  • Otras enfermedades ocupacionales, como la insolación, las enfermedades causadas por agentes patógenos transmitidos por la sangre y las enfermedades causadas por la exposición a la radiación

¿Qué debe hacer después de un diagnóstico de enfermedad ocupacional?

Después de recibir un diagnóstico de enfermedad ocupacional, es importante informar lo antes posible a su jefe o supervisor. Sólo dispone de un año desde el momento en que descubre la enfermedad hasta que la comunica, aunque lo ideal es que lo haga mucho antes. Si se la aprueban, empezará a recibir una indemnización por accidente de trabajo para cubrir sus gastos médicos y compensar una parte de sus ingresos si no puede trabajar.

Un abogado especializado en indemnización laboral puede ayudarle a presentar un caso lo más sólido posible, relacionando su estado con la exposición al lugar del trabajo. Es posible que tenga que presentar pruebas médicas, y es probable que tenga que demostrar que su condición no fue causada por un factor externo.

Póngase en contacto con un abogado especializado en indemnización laboral en Atlanta

Las enfermedades ocupacionales son especialmente frecuentes en los trabajos de soldadura, la construcción, la agricultura, la minería, el trabajo en fábricas y la atención sanitaria. Si le han diagnosticado una enfermedad ocupacional, es importante que su reclamación de indemnización laboral sea lo más sólida posible. Un abogado de indemnización laboral de Atlanta puede ayudar a conectar su enfermedad con el trabajo que usted hace. Póngase en contacto  con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera hoy para una consulta gratuita, o llámenos al 404-991-5097.

 

Call Now Button