Aquí en Atlanta, el trabajo al aire libre puede volverse rápidamente peligroso cuando las temperaturas son altas. Los trabajadores de la construcción, los trabajadores agrícolas y los jardineros están particularmente en riesgo, al igual que los que trabajan en entornos interiores calientes, tal y como las fábricas o las instalaciones de embalaje.

Sin las precauciones adecuadas ni el conocimiento de las señales de advertencia, el estrés por calor puede provocar lesiones graves o incluso la muerte. Pero, ¿sabe si las lesiones relacionadas con el calor están cubiertas por la indemnización laboral? 

Tipos de enfermedades relacionadas con el calor

El estrés por calor puede afectar a cualquier persona, aunque los mayores de 65 años son los que corren más riesgo, así como las personas con sobrepeso, que realizan un trabajo extenuante o que padecen enfermedades cardíacas o presión arterial alta. Y aunque las altas temperaturas pueden dar lugar a otros problemas en el lugar de trabajo -como superficies ardientes, manos sudorosas y gafas de seguridad empañadas-, las enfermedades por calor en sí mismas suelen ser la mayor amenaza. Los CDC enumeran  los siguientes problemas relacionados con el calor:

  •     Insolación: La temperatura corporal puede subir rápidamente a 106 grados F o más cuando falla la regulación de la temperatura interna. La confusión, las convulsiones y la inconsciencia son signos de esta afección, a veces mortal. Si sospecha que un compañero de trabajo está sufriendo de insolación, llame inmediatamente al 911, traslade a la persona a una zona en la sombra y refrésquela con agua fría, un paño húmedo o un baño de hielo.
  •     Agotamiento por calor: Cuando los trabajadores pierden grandes cantidades de agua y sal a través de la sudoración intensa, el agotamiento por calor es una posibilidad. Fíjese si hay indicios de mareos, náuseas o debilidad. Si un compañero de trabajo presenta signos de agotamiento por calor, ofrézcale sorbos de agua fresca, ayúdele a quitarse el exceso de ropa y llévelo a urgencias lo antes posible.
  •     Rabdomiolisis: Cuando los músculos se esfuerzan durante el calor intenso, a veces pueden romperse, pasando al torrente sanguíneo y dañando los riñones. Los calambres, la debilidad y la orina oscura son signos de rabdomiolisis, aunque a veces las personas no presentan síntomas, lo que hace que la seguridad ante el calor sea aún más importante. Ofrézcale al trabajador agua y busque atención médica.
  •     Calambres por calor: Después de una sudoración excesiva, los trabajadores pueden sentir dolor en los brazos, las piernas y el tronco. Si se experimentan calambres por el calor, hay que beber agua y hacer una pausa para picar algo, o tomar una bebida con electrolitos. Si los calambres no mejoran al cabo de una hora, busca ayuda médica.

Qué hacer después de una enfermedad relacionada con el calor

Las lesiones relacionadas con el calor son en gran medida lesiones físicas, que pueden ser diagnosticadas y documentadas por profesionales médicos. Y al igual que otras lesiones en el lugar de trabajo, están cubiertas por la indemnización laboral, siempre que pueda demostrar que la exposición tuvo lugar en el trabajo. 

Después de experimentar los signos de una enfermedad relacionada con el calor, es prudente buscar atención médica. El médico podrá diagnosticar su enfermedad por calor y ayudarle a tener una recuperación sin problemas. 

Si falta al trabajo debido a sus lesiones por calor, también querrá notificar el incidente a su jefe o supervisor, documentando dónde ocurrió y en qué condiciones. Cada detalle que pueda documentar ayuda a su caso, ya que hace menos probable que su empleador alegue que sus lesiones fueron el resultado de un problema de salud subyacente. 

Cómo evitar las lesiones relacionadas con el calor

Los empresarios tienen la obligación de proteger a los trabajadores de las condiciones peligrosas de calor. El trabajo al aire libre puede tener que limitarse a horas más frescas durante las semanas más calurosas del verano o durante las olas de calor intensas. La aclimatación también es crucial para preparar a los trabajadores para entornos difíciles.

El exponer a los empleados a pequeñas cantidades de trabajo extenuante a altas temperaturas durante un periodo de una o dos semanas ayuda a entrenar al cuerpo para que sude más eficazmente y mantenga una temperatura abdominal más baja.

Las clases de seguridad deben enseñar los signos de las enfermedades relacionadas con el calor, y un sistema de compañeros puede ayudar a los trabajadores a detectar los primeros signos de estrés por calor antes de que se produzcan resultados graves. 

Los abogados de indemnización laboral de Atlanta

Si usted se ha lesionado en el trabajo y necesita un abogado de indemnización laboral, estamos aquí para ayudar. Póngase en contacto con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera hoy para una consulta gratuita, o llámenos al 404-991-5097.

Call Now Button