La construcción es una de las industrias más grandes de los Estados Unidos y también una de las más peligrosas. Las obras pueden ser una pesadilla para la salud y la seguridad, pues en estos entornos de cambio constante existen casi todos los riesgos que podamos imaginarnos. En el blog de hoy vamos a examinar detalladamente esos problemas de seguridad – tanto cómo suceden, cómo la manera de evitarlos.

Objetos que se mueven

Las obras pueden ser lugares frenéticos debido a la cantidad de gente, vehículos, herramientas y maquinaria pesada que están en constante movimiento – usualmente en terrenos y superficies poco uniformes. Ser golpeado por un objeto en movimiento representa cerca del 10% de las lesiones letales que tienen lugar en las obras. Para evitar accidentes causados por objetos en movimiento, todos los empleados deben recibir adiestramiento sobre las normas de seguridad en la obra, prestar atención a su entorno y usar vestimenta y equipos protectores. Los vehículos y maquinaria pesada deben estar equipados con dispositivos de seguridad, y el equipo de mantenimiento debe revisarlos regularmente.

Resbalones y caídas

Debido a la gama diversa de actividades que tiene lugar en una obra, en cualquier momento, las lesiones causadas por resbalones y caídas son sucesos diarios. En las obras puede haber superficies desiguales o húmedas, agujeros en el piso, edificios en varias etapas de construcción, maquinara pesada y materiales almacenados. Muchos resbalones y caídas pueden evitarse con solo controlar las áreas de trabajo y asegurarse de que las rutas de acceso estén libres de obstáculos. Además, los trabajadores deben usar sus equipos de seguridad y las zonas potencialmente peligrosas deben marcarse con la señalización apropiada.

Riesgos eléctricos

Los trabajadores de la industria de la construcción enfrentan también lesiones causadas por descargas o explosiones eléctricas, lo que puede suceder durante proyectos de renovación en que están expuestos a cables y líneas eléctricas aéreas, cables eléctricos subterráneos y maquinaria eléctrica. Las descargas eléctricas pueden causar también lesiones secundarias tales como caerse de una escalera o de un andamio. Debido a estos riesgos considerables, quienes llevan a cabo trabajos eléctricos deben ser electricistas calificados y adiestrados, que deben además usar equipos de seguridad.

Ruidos fuertes

La construcción es un trabajo ruidoso y, por ello, los ruidos industriales fuertes son un riesgo laboral normal. La exposición a ruidos repetitivos y excesivos puede causar problemas de audición a largo plazo e incluso sordera. Además, si un trabajador de la construcción se distrae debido a un sonido, es más probable que resulte herido. Para evitar lesiones relacionadas con ruidos, los trabajadores de la construcción deben usar audífonos diseñados especialmente para ambientes laborales ruidosos.

Trabajando en las alturas

La construcción de edificios requiere que los obreros trabajen a grandes alturas. Las caídas, una de las lesiones letales más comunes en los trabajadores, están causadas por superficies de trabajo inestables, equipos de protección defectuosos o no usados, o andamios y escaleras poco seguros. Estas lesiones pueden evitarse trabajando a nivel del suelo siempre que sea posible y usando equipos que tengan niveles de seguridad adicionales, redes de seguridad y capacitación del trabajador.

Manejo o exposición a materiales peligrosos

Los vehículos y equipos están en movimiento constante en la obra, lo cual puede hacer que se levanten partículas que con frecuencia son tóxicas. Estas fibras pequeñas, a menudo invisibles, pueden dañar las vías respiratorias de los trabajadores e incluso causar dolencias graves como asma y enfermedades pulmonares. Antes de que los trabajadores pongan pie en la obra, debe proporcionárseles información sobre el tipo de materiales potencialmente peligrosos que se están usando. Deben recibir también los equipos de seguridad y el adiestramiento apropiados.

¿Se ha lesionado en la obra? Pónganse en contacto con el Despacho de Abogados de Laura Lanzisera

Aunque las obras son uno de los ambientes laborales más peligrosos, los riesgos pueden reducirse al mínimo con los equipos y el adiestramiento de seguridad apropiados. Pero, aun así, los accidentes siguen pasando. Si ha resultado usted lesionado o ha desarrollado una enfermedad en una obra y necesita ayuda con su caso de indemnización laboral, póngase en contacto con el Despacho de Abogados de Laura Lanzisera. Nuestro equipo puede explicarle el Sistema de indemnización laboral de Georgia y los beneficios de que dispone por su lesión o discapacidad. Llame hoy mismo a nuestras oficinas para pautar una consulta gratis.

 

 

Call Now Button