Si bien las/los enfermeras/os se enfrentan ahora a más riesgos que nunca al trabajar para proporcionar cuidados médicos durante la pandemia, la enfermería siempre ha sido una profesión con algunos peligros. 

Según la OSHA, las industrias de la salud y la asistencia social tienen algunos de los índices más altos de lesiones y enfermedades relacionadas con el trabajo, más, de hecho, que cualquier otro sector de la industria privada.

Entonces, ¿cuáles son las lesiones más comunes a las que se enfrentan las/los enfermeras/os y cuáles son las causas más frecuentes de estas lesiones?

Lesiones comunes en el cuidado de la salud

Según la OSHA, los trabajadores de la salud en los hospitales sufren los siguientes cinco tipos de lesiones con las tasas más altas:

  •  Esguinces y torceduras (que representan más de la mitad de las lesiones reportadas)
  • Moretones
  • Inflamaciones/dolores
  • Fracturas
  • Cortes y pinchazos

Los “traumas múltiples” también están representados entre las lesiones reportadas.

Las principales causas de las lesiones de enfermería

Sin embargo, para comprender la posible prevención, también es importante examinar las causas de estas lesiones. Para las/los enfermeras/os, las principales causas de lesiones según la Oficina de Estadísticas Laborales son:

  • Sobreesfuerzo y reacción corporal
  • Caídas, resbalones y tropezones
  • Acontecimientos violentos
  • El contacto con objetos y equipos
  • Exposición a sustancias o entornos nocivos
  • Incidentes de transporte

Las/los enfermeras/os tituladas/os en un entorno hospitalario son quienes corren el mayor riesgo, ya que representan el 74% de las lesiones y enfermedades que sufren los mismos. Pero el tipo de exposición varía según el lugar donde trabaje la/el enfermera/o. Por ejemplo, las/los enfermeras/os de los hogares de ancianos y de atención residencial tienen una probabilidad ligeramente mayor de sufrir violencia en el trabajo que las/los enfermeras/os tituladas/os de los hospitales.

Cómo crear un lugar de trabajo más seguro para las/los enfermeras/os 

Para la mayoría de los sistemas de salud hoy en día, la calidad de la atención y la seguridad del paciente son las principales prioridades. Los incidentes de infecciones o lesiones adquiridas en la atención sanitaria se consideran inaceptables. Pero para mejorar realmente los registros de seguridad del paciente, los hospitales y otros centros de atención médica también deben centrarse en la seguridad de los empleados, reconociendo los riesgos a los que se enfrentan los trabajadores y encontrando soluciones a los problemas. 

De hecho, muchos de los problemas específicos a los que se enfrentan las/los enfermeras/os pueden empezar a abordarse mediante la inversión en el sistema, la capacitación y la aceptación por parte de la dirección. Las torceduras, esguinces, fracturas, dolores y molestias que las/los enfermeras/os experimentan con tanta frecuencia son el resultado de un manejo inseguro del paciente. Intentar cambiar de posición a los pacientes en la cama, ayudarlos a pasar de la cama al baño o facilitar el paso de los pacientes a una silla de ruedas puede, especialmente con el tiempo, provocar trastornos músculo-esqueléticos. Los equipos y dispositivos de asistencia para el manejo de pacientes hacen que el proceso de traslado de un paciente sea más seguro, tanto para la/el enfermera /o como para el paciente.

La violencia también puede ser abordada, al menos en parte, por los empleadores. La OSHA recomienda  un Programa de Prevención de la Violencia en el Lugar de Trabajo, junto con controles de ingeniería, controles administrativos y capacitación. El simple hecho de animar a las/los enfermeras/os a que denuncien los abusos, incluidos los maltratos verbales por parte de los pacientes deja claro que la violencia no se tolera en el entorno sanitario.

 La pandemia también ha dejado claro lo vital que es el equipo de protección personal (PPE) apropiado para la seguridad de las/los enfermeras/os. El EPP ayuda a las/los enfermeras/os a seguir prestando atención, a proteger a sus pacientes de posibles infecciones y a volver a casa sanos al final de su turno.

Abogados de indemnización laboral  de Georgia

Si usted es una/un enfermera/o que se ha lesionado en el trabajo, necesita un abogado de indemnización laboral de Atlanta. Contáctese con el bufete de abogados de Laura Lanzisera hoy para una consulta gratuita.

Call Now Button