Para muchos estadounidenses, los trastornos mentales son una parte habitual de la vida y, por extensión, una parte habitual de la vida laboral. Pero mientras que algunos trastornos mentales pueden ser el resultado de circunstancias personales difíciles o de factores genéticos, otros están directamente relacionados con el propio lugar de trabajo: con el trabajo, con el lugar de trabajo o con las personas que allí se encuentran.

Para un empleado, los trastornos mentales relacionados con el trabajo pueden ser tan devastadores como las lesiones o enfermedades físicas. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades  informan de que la depresión, por ejemplo, reduce el rendimiento cognitivo en el trabajo hasta en un 35%. Otras enfermedades mentales relacionadas con el trabajo pueden ser la ansiedad y el trastorno de estrés postraumático (TEPT o PTSD por sus siglas en inglés).

Sin embargo, puede ser difícil determinar el origen de un trastorno mental relacionado con el trabajo. Hay que empezar por reconocer que algo no va bien y buscar ayuda para solucionar el problema. 

Cómo detectar un trastorno mental relacionado con el trabajo

La depresión, la ansiedad y otros trastornos mentales no siempre tienen el mismo aspecto de una persona a otra. Los signos de un trastorno de salud mental son muy variados y pueden incluir:

  •     Interrupción del sueño
  •     Pérdida de placer
  •     Dificultad con la concentración
  •     Irritación o mal humor
  •     Inquietud
  •     Pensamientos de hacerse daño a sí mismo
  •     Problemas gastrointestinales

El primer paso para abordar un problema de salud mental es hablar con un profesional de la salud. A partir de ahí, la persona debería poder trabajar con usted para encontrar un plan de tratamiento que empiece a ayudarle a controlar sus síntomas y – si no puede trabajar- a reincorporarse al trabajo de forma saludable. Si su lugar de trabajo tiene un Programa de Asistencia al Empleado (EAP), también puede ser un recurso útil para encontrar un profesional con quien hablar.

Si su problema de salud mental está directamente relacionado con su trabajo, su médico también desempeñará un papel fundamental en su reclamación de indemnización por accidente laboral, ya que tendrá que demostrar que su estado está directamente relacionado con su trabajo. 

Cómo demostrar que su diagnóstico de salud mental está relacionado con el trabajo

Afortunadamente, como en todos los casos de indemnización por accidente laboral, usted no tiene que demostrar que su empleador hizo algo malo para contribuir a su diagnóstico de salud mental. Sin embargo, tiene que demostrar que su enfermedad está directamente relacionada con su trabajo, y no con su vida personal, su salud general u otras circunstancias externas.

A veces, esto es más sencillo. Si es un trabajador de un restaurante al que le robaron en el trabajo o un trabajador de la construcción que presenció un accidente y ahora sufre un trastorno de estrés postraumático, la conexión es bastante obvia. En estos casos, tendrá que documentar el suceso traumático, la dificultad resultante para realizar su trabajo y el eventual diagnóstico de salud mental.

En otros casos, sin embargo, una condición mental puede provenir de la exposición repetida al estrés. Según la Organización Mundial de la Salud, el acoso y la intimidación son condiciones comunes en el lugar de trabajo que conducen a problemas de salud mental. Incluso el propio trabajo puede provocar problemas de salud mental, como el estrés y las largas horas de trabajo en un matadero, o la exposición a traumas que puede suponer el trabajo en el campo de la salud. En estos casos, el empleado tendría que demostrar que un diagnóstico de ansiedad, por ejemplo, y la consiguiente pérdida de tiempo de trabajo, no se debieron a cuestiones familiares, problemas de dinero u otros motivos personales.

Los centros de trabajo tienen una gran oportunidad de reducir la carga de salud mental de los empleados y dotar a su personal de las herramientas y el tiempo que necesitan para cuidarse. No sólo es la decisión correcta, también es una decisión inteligente para los resultados financieros de los empleadores, lo que lleva a tener un personal más saludable, más productivo y el ahorro relacionado con los gastos de salud.

Abogados de indemnización laboral de Georgia

Si usted está sufriendo de los síntomas de un trastorno de salud mental, asegúrese de hablar con un profesional de la salud mental. Si necesita ayuda para presentar una reclamación de indemnización laboral por su trastorno de salud mental relacionado con el lugar de trabajo, podemos guiarle a través del proceso. Póngase en contacto con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera hoy para una consulta gratuita, o llámenos al 404-991-5097.

Call Now Button