No es raro que alguien que recibe beneficios de indemnización laboral sea puesto bajo vigilancia. Es importante saber que si su médico le impone ciertas restricciones físicas, esas restricciones se aplican no solo a su trabajo, sino también a lo que hace fuera del trabajo, en sus actividades diarias.

Las aseguradoras contratan a un investigador privado para que vigile al trabajador lesionado, con la esperanza de atraparlo en el acto de realizar actividades que el médico le ha aconsejado que no haga, como trabajar en el jardín, levantar objetos pesados o conducir.

El ajustador a menudo sabe dónde va a estar el trabajador lesionado, ya que los ajustadores a menudo programan las citas médicas para el trabajador lesionado. Un investigador podría estar esperando en el estacionamiento de la oficina del médico o incluso sentado al lado del trabajador lesionado en la misma oficina del médico observando y registrando actividades.

Además, los investigadores saben dónde vive usted. Pueden esperar a que salga de su casa y observe y registre sus actividades.

Estos investigadores están en busca de ciertas actividades que realiza el trabajador lesionado que estén fuera de las restricciones establecidas por el médico tratante. Es por eso por lo que es muy importante seguir las restricciones que le haya ordenado su médico tratante autorizado.

Tenga en cuenta que los videos y / o fotografías de vigilancia de los investigadores privados pueden ser perjudiciales para su caso porque no muestran la imagen completa. Podría ser vigilado durante una semana, pero el investigador encuentra 5 minutos de usted haciendo algo más allá de sus restricciones en un “buen día”. Las aseguradoras pueden usar la vigilancia en su contra para suspender los beneficios de ingresos, finalizar el tratamiento médico y perjudicar sus posibilidades de obtener un convenio conciliatorio justo.

Llame a las Oficinas Legales de Laura Lanzisera si tiene alguna pregunta o inquietud con respecto a la vigilancia.

Call Now Button