Workers’ Compensation Benefits for Dependents

Beneficios de indemnización laboral para los dependientes

Las muertes de trabajadores en Georgia han aumentado a lo largo de los años, llegando a un máximo en 2019 de 207 víctimas mortales, según la Oficina de Estadísticas Laborales. Mientras que los incidentes de transporte son la causa más común de muerte, la violencia, las exposiciones ambientales y las caídas también conducen a lesiones ocupacionales fatales.

Muchas veces, un trabajador fallecido deja atrás a una familia -un cónyuge superviviente, hijos menores o, a veces, un padre anciano- que dependía del individuo para su manutención. El sistema de indemnización laboral de Georgia tiene en cuenta esta circunstancia y proporciona prestaciones a los dependientes. Pero el acceso a esos beneficios requiere precisión y un conocimiento profundo de las leyes de indemnización laboral de Georgia.

Estos son algunos de los casos de indemnización laboral más complejos – médicamente y legalmente hablando- por lo que es importante trabajar con un abogado de indemnización laboral de Atlanta que se centra exclusivamente en la indemnización laboral y puede ayudar a asegurar que la familia tenga el apoyo que necesita durante un momento increíblemente difícil.

¿Quién es elegible para los beneficios por muerte?

Un trabajador es elegible para los beneficios por muerte cuando él o ella muere de una lesión que habría sido amparada por la indemnización laboral si no hubiera sido fatal. La lesión debe haber ocurrido mientras el empleado estaba en el trabajo. La empresa debe estar sujeta a las leyes de indemnización laboral. Además, no debe haber ninguna razón, como la embriaguez del trabajador, por la que la reclamación hubiera sido denegada.

Aunque lo más habitual es pensar en los trágicos accidentes de trabajo que provocan muertes inmediatas, las prestaciones por fallecimiento también se aplican a los trabajadores que se lesionan y luego mueren como consecuencia de su lesión en el lugar de trabajo. Por ejemplo, si un empleado se rompe una pierna durante una caída y luego muere de un coágulo de sangre, es probable que se considere una muerte relacionada con el trabajo.

La precisión en los diagnósticos médicos y la documentación es clave aquí. Un abogado que entiende las leyes de indemnización laboral de Georgia está mejor equipado para reunir las pruebas necesarias para obtener los beneficios de la muerte.

¿Qué beneficios están disponibles?

Después de que un trabajador muere, su familia puede ser elegible para recibir los gastos de entierro y los beneficios de incapacidad total temporal.

En el caso de los trabajadores sin personas a su cargo, la única prestación disponible son los gastos de sepelio de hasta $7,500 dólares. En estos casos, la aseguradora también paga a la Junta Estatal de Indemnización laboral la mitad de las prestaciones a las que habrían tenido derecho los dependientes, o $10,000 dólares, lo que sea menor. Este dinero va a un fondo general.

Cuando los trabajadores dejan a sus dependientes, éstos tienen derecho a recibir prestaciones de indemnización. Éstas se calculan de forma similar a las de una lesión no mortal, con un máximo de $675 dólares semanales, según el salario del trabajador en el momento de la lesión (no en el momento de la muerte).

Si el trabajador recibe pagos de la indemnización laboral entre la fecha de la lesión y su fallecimiento, las prestaciones por fallecimiento comienzan en la fecha del último pago.

¿Quién cuenta como dependiente?

Georgia clasifica a los dependientes en dos categorías: primarios y secundarios.

Los dependientes primarios dependen del empleado para su manutención. Normalmente, se trata de los cónyuges y los hijos. Los cónyuges deben estar casados, no ser pareja, ni convivir. Tienen derecho a las prestaciones durante un máximo de 400 semanas o hasta los 65 años, pero las prestaciones finalizan si el cónyuge se vuelve a casar o inicia otra relación seria.

Los hijos a cargo deben ser menores de 18 años o menores de 22 si también son estudiantes de tiempo completo. Los hijos mayores de edad que no pueden trabajar debido a una incapacidad física también tienen derecho a la ayuda. El sistema da prioridad a los hijos naturales legítimos (incluidos los que han sido adoptados legalmente). Esto significa que si el empleado fallecido vivía con hijastros menores y los mantenía económicamente, pero también tenía hijos naturales, toda la prestación iría a parar a los hijos naturales, a menos que los hijastros hayan sido adoptados.

Los beneficiarios secundarios incluyen a otras personas que pueden haber dependido de los ingresos del trabajador y pueden demostrar esa dependencia con pruebas. Por ejemplo, si un trabajador soltero sin hijos viviera con sus padres jubilados y pagara el alquiler y los servicios públicos de su casa, podrían tener derecho a algunas prestaciones.

Póngase en contacto con un abogado de indemnización laboral en Atlanta

Si ha perdido a un ser querido debido a una lesión en el lugar de trabajo, necesita ayuda profesional para obtener beneficios. Un abogado de indemnización laboral le ayudará a determinar qué opciones están disponibles. Póngase en contacto con las Oficinas Legales de Laura Lanzisera hoy para una consulta gratuita, o llámenos al 404-991-5097.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.